LA EDAD NO TIENE LIMITES.

LA EDAD NO TIENE LIMITES.

Don Irine, un señor que a sus 83 años de edad colabora en la limpieza de senderos del Parque Los Naranjos, es un personaje que con mucho ahínco labora en favor del parque y la protección de la naturaleza y es una clara muestra de que la edad no tiene límites en especial cuando se trata de cuidar nuestro planeta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 Shares
Share via
Copy link
Powered by Social Snap